En las cartas de restaurante siempre se encuentra el menú completo, que son los platos que ofrece el establecimiento a sus clientes. Pero existen varios tipos de menú que se clasifican según su composición.

Si bien la carta puede ofrecer a los clientes muchas variantes, el menú es uno solo.

Usualmente se entiende por menú a la comanda, es decir, a la elección que ha hecho el cliente en base a las opciones vistas en la carta.

Tipos de menú para cartas de restaurante

Existen muchos tipos de menús para cartas de restaurante, pero la clasificación general según su composición se divide en:

Menú Sencillo

El llamado “Menú sencillo” es preparar 4 opciones de menú para que el cliente elija entre una de ellas. Este generalmente viene acompañado de pan y postre.

Menú Completo

En el “Menú completo” el cliente selecciona dos platos entre 4 o más opciones. Puede ser un entrante y el plato principal, o el plato principal y el postre. Viene generalmente acompañado de pan, ensalada y postre, o café.

Menú Cíclico

Este tipo de menú se compone de una selección de platos que se van rotando. Por ejemplo, el lunes es a base de pescado, el martes es pasta, el miércoles carne asada con patatas, etc.

Menú para llevar

En las cartas de restaurante puede haber un plato específico para llevar, que se prepara en recipientes herméticos, usualmente de aluminio, para que el alimento se conserve caliente.

Platos y bebidas sueltos

Esta opción del menú contiene cada producto por separado y el cliente podrá elegir sus propias combinaciones de comidas, acompañamientos y bebidas.

Además de esta clasificación básica, puede haber otro tipo de menús para las cartas de restaurante, según él tipo de público y las preferencias de los comensales, como el menú infantil, el menú gourmet, etc.