Uno de los principales retos a los que se enfrenta cualquier negocio es la captación de consumidores de su producto. Esto quizás resulte un poco más complicado en el sector de la hostelería, ya que la asistencia de comensales no es asidua todos los días, y se necesitan nuevos comensales constantemente para poder seguir adelante. Por esto te explicamos técnicas sobre cómo conseguir nuevos clientes para tu restaurante.

Es decir, que existen técnicas sencillas que son fáciles de implantar. ¡Te las contamos!

Cómo conseguir nuevos clientes para tu restaurante. Técnicas que funcionan

Busca clientes fijos entre las empresas, comercios y oficinas de tu zona

No vives únicamente de los fines de semana. Necesitas clientes a diario y si son habituales, muchísimo mejor. Por eso es ideal hacerles una visita para presentarles el restaurante, el menú, proporcionarles algún tipo de promoción u oferta, escuchar qué necesitan para poder ofrecerlo, etc.

Realizar publicidad cruzada con las empresas y comercios de la zona

¿Qué tal si tú promocionas los negocios del barrio donde está el restaurante y ellos te promocionan a ti? Es una manera efectiva y barata de hacer publicidad y todos os beneficiaréis. Por ejemplo, haciendo descuentos o promociones a los clientes que acuden al restaurante y viceversa.

Haz partícipe a tu equipo

Todos sois necesarios para lograr que acudan nuevos clientes. Por eso, cuanto más involucrado esté el personal, más importante se sentirá y más motivado estará. La consecuencia directa es que venderán al negocio sin casi darse cuenta.

Crea una base de datos de los clientes

Intenta conseguir que te sigan en redes sociales o te den su correo electrónico y ten detalles con los más habituales y aquellos en los que tengas más interés. Imagina que les llega una felicitación por su cumpleaños con un regalo de un entrante, una bebida o cualquier detalle. A todos nos gusta que nos traten de manera especial.

Ahora que ya tienes algunas nociones sobre cómo conseguir nuevos clientes para tu restaurante, no debes olvidar causar una buena impresión con el diseño de tu carta. Si usas Menumaker, tendrás el éxito asegurado.