Además de unos platos suculentos y de calidad, existen otros factores que convierten un local bueno en uno que fideliza a los que allí van. Te decimos cómo conseguir que los clientes queden más satisfechos en un restaurante.

Cómo conseguir que los clientes queden más satisfechos en un restaurante y fidelizarlos

En este caso, nuestros aliados y una pieza fundamental para lograrlo son los camareros. Ellos son imprescindibles en esta labor, puesto que son los que tratan directamente con el cliente, los que están todo el tiempo en la sala, los escuchan y los observan.

Que los camareros prueben los platos y sepan explicar que son

Ellos, no hay que olvidar, también son público y debido a sus conocimientos de hostelería nos pueden orientar. Al probarlos, pueden dar su opinión, aportar sugerencias o mejoras. Además, de esta manera, podrán indicar al cliente qué es lo que van a tomar al servir el plato, ayudarle a decidir, aconsejarle y agradarle.

Recordar las preferencias y los gustos de los clientes

Si un cliente vuelve una segunda vez al local y lo sorprendes recordando sus gustos y sus preferencias, se sorprenderá gratamente y seguramente querrá volver.

Adecuar el ambiente y el espacio

Los comensales deben estar cómodos, sentirse a gusto. Por tanto, hay que dejar separación entre las mesas para que puedan charlar con intimidad, no poner mesas cerca del baño, separar las ocupadas por parejas de grupos numerosos que harán más ruido, que no haga demasiado frío ni calor, etc. Son pequeños detalles que marcan la diferencia.

Procurar que la estancia sea fácil

Facilitar las cosas al cliente también lo fideliza. Por ejemplo, permitir que pague cada uno su importe con tarjeta cuando se trata de un grupo grande, etc.

Conseguir que los clientes queden más satisfechos en un restaurante y fidelizarlos es un gran paso. Y para sorprenderlos gratamente, mira los fantásticos diseños de menús que te proporciona Menumaker.