En una carta de verano es esencial renovar la oferta de platos y bebidas, pensando especialmente en quienes prefieren comida ligera, un menú bajo en calorías y platos tradicionales para los turistas.

Pero, además, es recomendable que incluyas en el menú de tu restaurante algunos detalles que les agradarán a tus clientes.

Consejos para una carta de verano

Renueva el menú de acuerdo al lugar

Si tu restaurante se encuentra cerca del mar, no pueden faltar en la carta los mariscos, pero si estás cerca del campo, incluye alimentos frescos del lugar, como queso de cabra y ensaladas frescas.

Alimentos de temporada

Destaca los alimentos de temporada que se encuentran en su momento y son más económicos que en otras épocas del año. Utiliza los coloridos de las frutas y verduras de estación para decorar los platos.

Menú infantil de vacaciones

En una carta de verano no puede faltar el menú infantil, pues los niños están de vacaciones y no se negarán a elegir sus alimentos favoritos cocinados de forma original. Puedes crear platos decorados y servidos en platos infantiles divertidos.

Helados y gelatto

El helado es el postre preferido por los comensales en verano, pero también puedes hacer un buen gelatto o combinar helado con frutas, galletitas, gofres y chocolate. Innova en tu menú estival con diferentes helados y tu carta de verano será una sensación.

Incluye sorpresas en el menú

Todos tus clientes se llevarán una impresión muy agradable si encuentran sorpresas dentro del menú, como la dirección de tu página web y una invitación para dejar un comentario y recibir un descuento o un regalo.

Innovar en tu carta de verano te ayudará a que tu restaurante gane popularidad en la época estival. Ofrece buenos platos caseros, un buen servicio y un menú bien elaborado y la temporada será todo un éxito. Y recuerda, elabora tu carta con la herramienta de diseño de MenuMaker.