En un restaurante, tan importante es disponerlos correctamente en la mesa como interpretar cómo los comensales los depositan. Nos referimos, claro está, a los cubiertos, por eso es imprescindible saber cómo se colocan. Te explicamos cómo hacerlo para disipar todas las dudas.

Cómo se colocan los cubiertos en la mesa

Se debe tomar siempre el plato como referencia o punto de partida, teniendo en cuenta que la distancia entre cada elemento es de 2 cm. Se colocarán del siguiente modo:

  • Cuchillos: se ponen a la derecha con la parte de la sierra, es decir, la que corta, de cara al plato. Nunca hacia fuera, así se evitarán cortes al comensal.
  • Cuchara: también se coloca a la derecha, justo a continuación de los cuchillos.
  • Tenedores: se dispondrán a la izquierda del plato.
  • Cubiertos de postre: se ponen en posición horizontal delante del plato. Pero hay que tener en cuenta que cuchillo y cucharilla deben tener el mango hacia la derecha, mientras que el tenedor deberá tenerlo hacia la izquierda.
  • Resto de cubiertos: en el caso de tener que colocar otro tipo de cubiertos, estos se pondrán en la parte de la derecha.
  • Servilleta: no es un cubierto, pero también es necesario saber dónde se debe colocar. Puede ser en la derecha o sobre el plato. Ambas posiciones son correctas.

Cómo colocan los cubiertos lo comensales

Como ya hemos comentado, existe un lenguaje no verbal en la mesa que los profesionales de la hostelería deben conocer, y esta es la forma en la que los comensales colocan los cubiertos. Te decimos cuáles son las distintas formas y su significado:

  • En forma de triángulo: está haciendo una pausa. No se debe retirar el plato.
  • Posición vertical sobre el plato: ha finalizado y el plato puede ser retirado.
  • Cuchillo horizontal y tenedor vertical: Ha terminado con ese plato y el siguiente puede ser servido, puesto que lo espera.
  • Posición horizontal: satisfacción con el plato consumido.
  • Cuchillo y tenedor entrelazados: opinión negativa sobre el plato.

Además de la importancia de saber cómo se colocan los cubiertos, es imprescindible contar con un buen modelo de carta como los que ofrece Menumaker.