Una de las principales tendencias de vanguardia del momento en la hostelería es el minimalismo. Así que ¡no te quedes fuera! Ahora, aprovecha estos consejos para la elaboración de un menú minimalista.

La máxima principal de esta tendencia consiste en que “menos es más”. Por eso, un consejo, toma nota de cómo hacerlo y ganar más clientes.

Consejos útiles para la elaboración de un menú minimalista

Compra solamente lo que necesites

Esta cocina parte del aprovechamiento máximo de los alimentos. Por tanto, se debe calcular previamente aquello que es necesario para no desperdiciar y tener que tirar nada. Para ello, nada mejor que llevar un control adecuado de lo que se necesita para cumplir con la demanda. Así, también ahorrarás costes.

Ofrece platos que sean nutritivos

En la era de los procesados, la clientela busca platos sanos y nutritivos, y de eso trata esta cocina. No uses demasiada azúcar y sal, tampoco potenciadores del sabor. En cambio, utiliza productos de temporada que están en su punto y cómpralos a proveedores cercanos para que no pierdan propiedades en el viaje. Tu clientela lo agradecerá enormemente.

Dale un nuevo uso a las sobras

Sí, se pueden reutilizar. En ocasiones esperamos más afluencia de público y nos encontramos con que vienen menos clientes de los esperados, por tanto, nos sobra comida. Pues echa mano del recetario de toda la vida en el cual hay recetas para aprovecharlo todo, como croquetas, ropa vieja, canelones, etc.

Como puedes ver, estos consejos para la elaboración de un menú minimalista son beneficiosos para la clientela porque van a consumir platos más sanos, nutritivos, naturales y con mejor sabor. También será genial para tu local, puesto que se trata de un tipo de cocina que evita el despilfarro, los gastos superfluos y fideliza al cliente. Y para ofrecerlos como se merece, nada mejor que Menumaker. Pincha aquí y descubre la herramienta para diseñar menús.