La normativa respecto a los alérgenos es muy explícita y nos indica 14 elementos que deben aparecer con su correspondiente icono en las cartas de los restaurantes. Por este motivo hay que llevar especial cuidado con el gluten encubierto en los alimentos.

La celiaquía y la intolerancia al gluten es algo que no hay que tomar a broma. Su consumo provoca serias consecuencias negativas para la salud. Además, limita mucho la vida de una persona, en especial a la hora de salir. Por tanto, es muy importante que los restaurantes sean muy escrupulosos en el momento de indicar en su menú qué platos contienen este elemento.

Además de estar establecido por ley, se evitarán problemas de salud y se hará a una persona feliz, puesto que puede consumir alimentos fuera de casa con toda tranquilidad.

Para ello es absolutamente necesario revisar detenidamente el etiquetado de los alimentos que se utilicen para cocinar. Pero hay que llevar especial cuidado con aquellos que pueden contener gluten sin que lo sepamos. Vamos a hacer una pequeña guía al respecto que os sirva de orientación.

Alimentos que pueden llevar gluten encubierto

Además de los ya conocidos como panes, pasteles, rebozados, pizzas, etc., están aquellos que nos pueden sorprender.

  • Salsa de soja. ¿Quién iba a imaginar que contiene gluten? Pues sí, porque en la mayoría de los casos fermenta con trigo. Así que cuidado si la usas. Indica en la carta que contiene el alérgeno o bien compra una que no lleve, como la que fermenta en alcohol, o sustitúyela por salsa tamari, que lleva soja pero está libre de este elemento.
  • Embutidos. También pueden contener. Por eso lee bien la composición cuando los utilices. Fíjate porque también puede tener lactosa.
  • Hamburguesas. Antes de ofrecerlas en tu carta, verifica que no están elaboradas con pan rallado o harina. Si es así, avísalo.
  • Harinas y cereales sin gluten. Hay que llevar mucha precaución en este caso, porque nos podemos confiar, puesto que especifican que no lo contienen, pero hay que comprobar exhaustivamente que tampoco tenga trazas de este.
  • Aperitivos. Si tienes por costumbre obsequiar al cliente con unos frutos secos, patatas o chips, revísalos previamente porque pueden contener harinas con gluten.

Puedes ver que en los temas de los alérgenos hay que informarse cuidadosamente y, por supuesto, especificarlo de forma clara en la carta de tu restaurante. Para ello, nada mejor que usar los diseños que la app MenuMaker ofrece. Porque más vale prevenir que curar.