Cualquier negocio necesita que sus clientes estén contentos. Pero, en el caso de la hostelería, debido a una gran cantidad de factores, todavía más. De ahí que veamos la trascendental importancia de la satisfacción del cliente.

Definición de satisfacción del cliente

Por dar una definición de este concepto, se puede decir que es la unión de sensaciones y percepciones que la persona tiene sobre la experiencia total que disfruta en un local de hostelería y si esta cumple con las expectativas depositadas. En resumen, si al cliente le ha gustado la experiencia en general como para repetir.

Beneficios que aporta la satisfacción del cliente

Recomendará el local

Cuando a una persona disfruta de la experiencia en un establecimiento hostelero, lo recomienda a sus conocidos y allegados e incluso los lleva para que la vivan juntos. Además, se puede convertir en un lugar para ir por motivos de trabajo con compañeros, superiores o clientes. Todos ellos, si se van satisfechos, constituirán una amplia red de recomendaciones.

Fidelización

Uno de los grandes beneficios es que ese cliente querrá volver y lo convertirá en uno de sus lugares habituales, lo que representa unos ingresos periódicos.

Aumento de nuestra reputación digital

Hoy en día todo pasa por Internet. Tanto si la experiencia gusta como si no, la mayoría de los clientes lo comentan en redes sociales o webs especializadas en valorar los establecimientos de hostelería. Recuerda que las buenas críticas conllevarán una ggran reputación digital y un aumento de la clientela.

Cómo conseguir la satisfacción del cliente

Para lograrlo resulta imprescindible prestar una experiencia integral de carácter satisfactorio para el cliente. Por tanto, habrá que prestar mucha atención a todos los factores como:

  • Un excelente trato al cliente en el que haya educación, corrección, rapidez, simpatía, cordialidad, etc.
  • Que el local esté perfectamente acondicionado para que este se sienta cómodo. Para ello debe estar limpio, con una iluminación buena para comer, pero que no moleste, temperatura confortable, decoración agradable y un nivel de ruido aceptable.
  • Variedad y calidad de ingredientes y menús.
  • Buscar la mejora continua.
  • Formación continua del personal.

Por estos motivos resulta de trascendental importancia la satisfacción del cliente.