Llevar un restaurante no es fácil. No sólo basta con aplicar todos tus conocimientos gastronómicos y el amor por la cocina. Al fin y al cabo, es un negocio y esa parte tenemos que gestionarla como tal. Por eso te vamos a explicar cómo usar el neuromarketing en la carta de un restaurante.

El menú es una tarjeta de presentación, por eso hay que cuidarlo y diseñarlo con esmero. Imagina que quedas con un comercial o un abogado, por ejemplo, y su tarjeta es una fotocopia normalucha en blanco y negro. Podrá ser muy bueno, pero la apariencia en principio no nos resulta atractiva en absoluto.

Por este motivo se han diseñado estrategias aunando los conocimientos de marketing y neurociencia para ayudar a que el menú de tu local llegue a tus clientes y aumente tu rentabilidad. Vamos a ver cuáles son los principales rasgos de esta técnica comercial.

Principales aplicaciones del neuromarketing en la carta de un restaurante

  1. Hacer primero un estudio y aplicar la ingeniería de menú. Ya te hablamos de ella en un artículo anterior.
  2. Usar la técnica del “eye tracking”. Se trata de aplicar el estudio que han desarrollado basándose en el lugar de la carta al que primero dirigimos la mirada para colocar allí los platos que más nos interesan y seguir el recorrido y la duración de la misma para ir poniendo en ese orden desde el que tenemos más interés en vender hasta el que menos.
  3. Poner un plato de precio elevado entre otros de los cuales son precios más bajos. Así resaltan por su precio más asequible y potencian su venta.
  4. Describir los platos. No se trata de poner explicaciones complicadas y rebuscadas, sino de hacer un plato atractivo y apetecible. Si además usamos nombres como vegetales frescos de… o le ponemos un nombre propio, como plato de la abuela Rosa, provocarán más deseo de consumo puesto que evocarán referencias de saludable o casero.
  5. Poner los precios desordenados. Si los pones todos juntos, parecerá una factura y se fijarán más en el coste que en el plato, y por supuesto nada de ordenarlos por importe.
  6. Destaca aquellos platos que quieres que se consuman más. Ya sea usando colores, recuadros, enmarcándolos en sugerencias, especialidades o novedades.
  7. Dale personalidad a tu carta. Que se relacione con lo que quieres transmitir en tu restaurante, que no sea impersonal y llame la atención.

Para conseguir transmitir todas técnicas de neuromarketing no uses cualquier diseño de carta, aplica el ingenio y se original. Para ello, la app menumaker es tan completa que conseguirás que quede perfecta.