Es la eterna pregunta de la hostelería, la eterna duda que siempre guía al hostelero y lo empuja a seguir trabajando para cumplir todas las exigencias. Es la incertidumbre antes de emprender un negocio de este tipo. Vamos a tratar de responder a esta importante cuestión. ¿Qué busca un cliente cuando acude a un restaurante?

Aunque parezca que no, modas aparte, hay ciertas generalidades en las que los comensales coinciden a la hora de decantarse por un lugar o por otro para pasar una agradable velada gastronómica. Veamos entonces cuáles son esas respuestas.

En general, ¿qué busca un cliente cuando acude a un restaurante?

Libertad para poder elegir sin presión

El cliente no quiere imposiciones. Prefiere elegir en base a sus gustos o a las ganas que tenga de innovar y probar cosas nuevas o dejarse sorprender. ¿Y eso cómo se consigue? Huyendo de formatos rígidos que ofrezcan un menú de degustación o que tengan pocas opciones.

Las cartas con varios tipos de menús o diferentes opciones de platos para elegir, incluso raciones (entera, media, un tercio, un cuarto, tapa…etc.). De este modo puede probar diferentes recetas e irse más satisfecho.

Y para que la carta tenga variedad pero además sea totalmente atractiva, cuentas con la inestimable ayuda de Menumaker. Diseños vanguardistas, originales, diferentes idiomas, formatos que se pueden cambiar y fáciles de imprimir. Todo un mundo de posibilidades que se ofrece para que tu local sea un lugar de referencia.

Estar cómodo y relajado

Después de un día o una semana de estrés y obligaciones, el cliente busca su momento de disfrute y placer y eso lo consigue mediante la comida y las características del local. Puede ser clásico, moderno, tener barra, zona de comedor, distintos cubiertos e incluso ofrecer platos que se degusten con las manos. Pero lo importante es proporcionar bienestar a la clientela para que vuelva por parte de la comida, el local y la atención.

Horarios amplios

Los conceptos de vida y trabajo han cambiado, por eso los clientes buscan locales que se adapten a su ritmo. Por ejemplo, los autónomos que no pueden comer hasta las cinco de la tarde, o aquellos que se levantan tarde y quieren un desayuno tardío o los que prefieren cenar temprano a las 7 de la tarde. Las costumbres, al igual que los gustos, están cambiando y por eso se busca ese extra de servicio añadido.

Esperamos que hayas encontrado las respuestas a ¿qué busca un cliente cuando acude a un restaurante? Cuestiones de utilidad que son muy aprovechables.