Un buen menú de restaurante debe estar organizado y tener los platos que el comensal desea degustar. Pero hay algunos aspectos que no debes olvidar al crear un menú para simplificarle la elección al cliente, sorpenderlo y también hacer que se sienta como en casa.

Buenas ideas para el menú de restaurante

Los nombres de los platos

Si les pones nombres exóticos a los platos, despertarás su curiosidad. Pero no olvides describir los ingredientes que tendrá el plato. También puedes utilizar los internacionales, como el nombre italiano de una receta para pasta o el nombre en el idioma original de un platillo japonés.

No olvides ser claro en las explicaciones. Para describir mejor un plato común, puedes utilizar una fotografía.

Platos compartidos

En un menú de restaurante no pueden faltar los platos compartidos, pues facilitan la elección de los comensales. Además, son los preferidos por las parejas. Puedes aprovechar la preferencia de los clientes por los platos “para dos” y hacer promociones exclusivas.

Información para los clientes

En el menú puedes agregar todo tipo de información para los clientes, como la historia del restaurante, anécdotas e información sobre los platos o los vinos, Si a tu restaurante acuden personas a comer solas, puedes aprovechar y ofrecer información interesante de su interés que les gustará leer.

Elaboración de los platos

Una buena idea es ofrecer en el menú de restaurante algún detalle sobre cómo se elaboran los platos. Por ejemplo, puedes explicar una receta, informar sobre de dónde provienen los ingredientes (orgánicos, caseros, importados) y otros detalles de la comida de tu restaurante de la cual te enorgullezcas.

Ante todo, un menú de restaurante debe ser fácil de leer y conciso. No agregues demasiados platos que hagan difícil la elección. Más vale tener pocos platos y buenos, que contar con una lista interminable de opciones que no podrás preparar a tiempo, o no estarán disponibles a diario.