La carta de tu restaurante es la tarjeta de presentación del mismo, pero además de que esté bien estructurada, resulte atractiva y contenga los alérgenos, es necesario algo más, la rentabilidad. Un restaurante, además del amor por la gastronomía, debe ser rentable, y para eso existe la Ingeniería de Menús.

¿Qué es la Ingeniería de Menús?

¿Te has fijado en que hay platos que triunfan mucho entre tus clientes pero la ganancia es mínima? ¿Y otros que también son muy solicitados, en cambio son súper rentables? Pues eso es. Crear una carta con platos que les encanten a tus comensales pero que al mismo tiempo supongan un gran triunfo para la economía de tu negocio.

En el sector de la hostelería se trata del estudio que se realiza para elaborar un diseño de los menús de forma estratégica. Para ello se aplican técnicas de marketing, nutrición, economía, industriales y culinarias.

Al unir el conocimiento de todas estas disciplinas se obtiene un menú que por una parte consigue unir beneficio máximo para la empresa y satisfacción total para el cliente.

¿En qué consiste la Ingeniería de Menús?

Es relativamente sencillo implementar la ingeniería de menús. Hay que estudiar los datos que ofrecen las ventas de los platos que se ofrecen. Es decir, analizar la popularidad que tienen y su rentabilidad. Una vez se ha hecho este estudio, se hace una clasificación de los mismos en cuatro bloques:

  • Estrella: Los más populares y más rentables.
  • Caballo: Mucha popularidad pero poca rentabilidad.
  • Puzzle: Muy rentable pero poco popular.
  • Perro: Poco rentable y poca popularidad.

¿Para qué nos sirve esta clasificación?

Nos sirve para eliminar de nuestra carta aquellos platos clasificados en el grupo perro, modificar los puzzle para hacerlos más populares, mejorar la rentabilidad de los caballo e intentar conseguir tener más estrella.

Una vez tengamos hecho el estudio de Ingeniería de Menús, debemos orientar la carta para que los estrella sean los más elegidos. Y qué mejor herramienta que la app menumaker para hacer una carta además de atractiva, muy rentable.